Innovación - una cuestión de viabilidad

Steffes Prüf- und Messtechnik GmbH

Una idea extraordinaria realizada con un sistema de perfiles de aluminio

Para seguir ampliando su división de automatización, la empresa mediana Steffes Prüf- und Messtechnik GmbH decidió desarrollar una innovadora instalación empaquetadora. Por motivos de falta de espacio, los desarrolladores planificaron una instalación de altura regulable y muy compacta. Con ayuda de los componentes y módulos del sistema modular de perfiles de aluminio de Maschinenbau Kitz GmbH se encontró una respuesta flexible y económica a todos los requisitos.

 


Innovación – un término muy repetido

Innovación significa en realidad la «Realización de una nueva y avanzada solución para un problema determinado, especialmente el lanzamiento de un nuevo producto o la aplicación de un nuevo procedimiento». Resulta muy significativo aquí que esta solución debe encontrar aplicación en el mercado. En pocas palabras: una buena idea no es lo mismo que una innovación. Sólo el éxito en la implementación de esta idea hacen de ella una innovación de verdad.

Y eso es lo que ocurre en la empresa mediana Steffes Prüf- und Messtechnik GmbH. Steffes desarrolla y construye soluciones completas para la comprobación, concentración, empaquetado y transporte de cuerpos huecos de todo tipo desde hace casi 40 años.

Fabricantes de máquinas de moldeo por soplado, especialistas de envasado o constructores de automóviles de todo el mundo se encuentran entre los clientes de esta empresa. Con unas 6000 instalaciones en todo el mundo, Steffes GmbH es una empresa muy orientada a la exportación: aprox. un 75 % de su volumen de ventas es generado mediante el comercio exterior.

Requisitos de la instalación

El desarrollo de la instalación empaquetadora S-PACK-PAL-T de Steffes muestra claramente qué aspecto puede tener la innovación: la S-PACK-PAL-T es una instalación completamente automática para empaquetar diversos recipientes vacíos (p. ej., botellas, latas o garrafas) en bandejas de cartón y paletizar a continuación las bandejas sobre un palet.

Además de los clásicos requisitos como "robusta", "segura" y "fácil de usar", la instalación debía tener entre otras cosas una altura de empaquetado de 3 m. Además, debía tener un armadura compacta y en forma de caja para que pudiera ser transportada lo mejor posible en un camión o en un contenedor marítimo. Por lo demás, debía ofrecer también una cierta flexibilidad, indispensable en las instalaciones de este tipo sobre todo durante el proceso de construcción.

A primera vista, estos requisitos no parecen nada extraordinario. Sin embargo, durante la implementación es frecuente que las condiciones aparentemente sencillas se presenten como grandes obstáculos, una situación bien conocida por Christian Becker, Director de productos de Maschinenbau Kitz: «Cuando se trata de máquinas de nuevo desarrollo, no basta con estar seguros de que todo funciona. Son precisamente los requisitos que no afectan de forma primara al funcionamiento o a las capacidades de la máquina los que frecuentemente exigen cambios constructivos en el concepto».

Por ejemplo, el transporte de la máquina y su entrada en las dependencias del cliente se deben tener tanto en cuenta como los costes de servicio de la instalación, la ergonomía o las emisiones de ruido. Y también las condiciones que parecen más triviales, como las dependencias de la instalación, pueden tener gran influencia en la implementación de una idea.

El nacimiento de la idea

Particularmente la altura de empaquetado de 3 m se presentó ya al principio como una gran dificultad. La altura del techo de la nave de montaje de Steffes no permitía la construcción de una instalación de esa altura. En tal situación, los desarrolladores consideraron la posibilidad de construir una armadura telescópica. Para alcanzar la altura necesaria, la armadura debía poder alzarse 1,5 m.

Sólo después de establecido el concepto constataron los desarrolladores las ventajas que traía este sistema. En esta forma, la instalación podía transportarse de una pieza en un camión o en un contenedor y no tenía que desmontarse para el transporte y ser montada de nuevo en el lugar de uso. La construcción de los demás módulos y componentes tuvo que ser adaptada entonces a este sistema.

Un sistema modular, muchas posibilidades

Steffes lleva décadas utilizando el sistema de perfiles de aluminio de Maschinenbau Kitz GmbH como base para sus máquinas y con él pudieron los constructores de Steffes hacer la idea realidad: no sólo la armadura telescópica de la instalación, sino también componentes como marcos y carcasas, puertas y ventanas o las garras para las bandejas de cartón están hechos con el sistema mk.

Pero las posibilidades de los productos mk no se terminan ahí. En la instalación empaquetadora los constructores de Steffes han instalado también cintas transportadoras de Maschinenbau Kitz: dos transportadores de correa dentada verticalmente opuestos con arrastradores sirven de acumulador intermedio para las bandejas de cartón según el principio paternoster. Con los ciclos correspondientes, las bandejas se almacenan transitoriamente o son transportadas para su utilización posterior.

El sistema modular mk está estructurado de forma que los perfiles, los accesorios y la técnica de transporte sean completamente compatibles entre ellos. «Con nuestros productos se pueden realizar todas las funciones mecánicas básicas de la automatización moderna de fábricas», explica Christian Becker.

«Para nuestros clientes no suele ser un argumento de ventas en qué base montamos nuestras máquinas», dice Maxim Janzen, Director técnico de Steffes. «Pero para nosotros como fabricantes de máquinas, los módulos y componentes mk ofrecen algunas ventajas importantes, especialmente durante el proceso de construcción y fabricación.

Particularmente la flexibilidad necesaria durante el nuevo desarrollo de una máquina se puede realizar bien con los productos mk. Los componentes se pueden modificar o adaptar posteriormente de forma rápida y sencilla. La versatilidad del sistema de perfiles permite también aplicaciones extraordinarias.

Maxim Janzen, Steffes Prüf- und Messtechnik GmbH
En lo referente a los módulos como las cintas transportadoras, el servicio exterior de mk nos asesoró muy bien sobre la mejor forma de utilizar los transportadores.

Saber cómo se hace

Durante el desarrollo y la implementación de la instalación empaquetadora de Steffes, sus constructores no necesitaron mucho asesoramiento: «El sistema y el catálogo tienen una estructura muy comprensible y conocemos muy bien los productos», dice Maxim Janzen. «En lo referente a los módulos como las cintas transportadoras, el servicio exterior de mk nos asesoró muy bien sobre la mejor forma de utilizar los transportadores».

Para construir la instalación lo más compacta posible, la armadura de altura regulable se realizó como un accionamiento pantógrafo. Los perfiles telescópicos mk aportan la flexibilidad necesaria. Los componentes y los módulos que sobresalen de la armadura durante el funcionamiento se construyeron de modo que para el transporte se pudieran guardar o plegar.

Acerca de Steffes Prüftechnologie

Steffes Prüftechnologie GmbH es uno de los principales proveedores de pruebas, manipulación y tecnología de sistemas en el campo del procesamiento de plásticos. Fundada en 1973 y con sede en Sankt Augustin, cerca de Bonn, Alemania, la compañía es un exportador global que suministra a las empresas de procesamiento de plásticos en las industrias de automoción, envasado, cosmética y alimentaria.

 

Steffes Prüf- und Messtechnik GmbH
Eifelstraße 8
53757 Sankt Augustin
Alemania

Tel. +49 2241 337051
Fax +49 2241 338353

www.steffes-gmbh.de
info(at)steffes-gmbh.de

Éxito

Después de que el concepto de la instalación empaquetadora estuviera elaborado por completo, se puso en servicio el primer prototipo como versión semiautomática en las dependencias del cliente. Poco después le siguieron otras dos instalaciones como versión totalmente automática con diversas opciones y novedades.

Para Steffes, el desarrollo de la instalación empaquetadora ha merecido verdaderamente la pena: tras las tres primeras instalaciones se están planificando otras dos. «Nuestro cliente está muy satisfecho, lo mismo que nosotros», afirma Maxim Janzen.

Este ejemplo muestra cómo puede funcionar la innovación real en una empresa mediana: ser innovador significa por tanto no sólo agotar las posibilidades, sino también hacer de la necesidad virtud. Y con los componentes adecuados se pueden realizar incluso ideas nada convencionales.

Productos